Visto 2548 veces

Las manifestaciones ecológicas nuevamente se toman las calles

Ayer por la tarde, un grupo de ecologistas citaron a  una protesta en pleno paseo ahumada, para repudiar las reiteradas intoxicaciones que sufren los niños y habitantes del sector La Greda, en Puchuncaví, provocado por las emanciones de gases tóxicos de la fundición ventana, perteneciente a Codelco.

La agrupacion en su invitación citaba lo siguiente:

Esta semana por tercera vez desde marzo de este año las estaciones de monitoreo de La Greda alcanzaron un peak de 900mcg Azufre, cuando la recomendación de la OMS es 500mcg. ¿El resultado? 31 niños, 7 profesores y 2 apoderados intoxicados.

¿Cuantos intoxicados más tienen que pasar para que se tomen medidas?

Además y como recordatorio en Octubre de este año esta fue la resolución que apareció en prensa respecto del tema»

«En fallo unánime, los ministros de la Tercera Sala del máximo tribunal ratificaron el fallo de la Corte de Apelaciones de Valparaíso que había rechazado las acciones cautelares.
La sentencia afirma que tras el episodio de emanación de gases registrado el 23 de marzo, cuando resultaron niños intoxicados, la propia empresa y la autoridad respectiva han adoptado las medidas para evitar nuevas emanaciones de gases.
Respecto de la contaminación general de la zona, la resolución sostiene que ésta viene de larga data y que no es posible establecer que la Fundición Ventanas sea la fuente única de emanaciones.»

Antecedentes (marzo 2011 diario el ciudadano)

Un informe preliminar del ministerio de Salud detectó altas concentraciones de cobre y arsénico en las salas de clases de la escuela básica La Greda, parte de la comuna de Puchuncaví, ubicada en medio del parque industrial Las Ventanas, donde están una   fundición de Codelco y una planta termoeléctrica de AES Gener.

La zona está saturada de material particulado PM10 y dióxido de azufre (SO2) desde el año 1993, por lo que estaba en un proceso de descontaminación que contaba con la creación de áreas verdes para mitigar los efectos de los contaminantes.

En el mismo lugar se construyó la termoeléctrica Campiche, la que pese a un fallo de la Corte Suprema que paralizó su construcción, se siguió edificando luego de que la empresa AES Gener a través del embajador de EEUU en Chile, Paul Simons, lograra que tres ministros de Bachelet se coludieran para cambiar una norma que pasa por alto el dictamen de tribunales. Campiche produciría 270 MW.

Según el seremi de Salud de la V Región, Jaime Jamett, las sustancias fueron encontradas luego de extraer muestras en las salas y patios de la escuela, en noviembre y diciembre del año pasado para enviarlas al Instituto de Salud Pública.

Debido a la situación, el director del colegio, Víctor Cisternas, anunció la suspensión “por tiempo indefinido” de las clases de Educación Física y los talleres deportivos. “Definiremos con el municipio si hacerlas en un gimnasio (…) porque los niños respiran todo esto”, declaró el edil.

“Quiero que cambien la escuela, porque hay días como que está chispeando, pero es carboncillo que cae. Sentimos mal olor, se tapa la nariz, pican los ojos, el polvillo se mete en la garganta y dan ganas de vomitar”, dijo Tamara Cofré, alumna del colegio.

El Ministerio todavía no tiene certeza de los efectos la contaminación en la salud de los estudiantes, por lo que a partir de abril se comenzará un “monitoreo biológico”, con mediciones de orina y saliva por parte de la Secretaria Ministerial de Salud de esa región a los 150 alumnos.

Al respecto, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, explicó a la prensa que es “bastante prematuro, pero en sus resultados se señala que por el humo de la fundición (de Codelco), que se concentra en la escuela de esta pequeña localidad de La Greda, existen algunas sustancias que podrían ser peligrosas para la salud de los menores”.

UN FUTURO INCIERTO PARA UNA PEQUEÑA ESCUELA


El seremi de salud de Valparaíso, Jaime Jamett, recomendó “estudiar la relocalización de la escuela” al Ministerio de Educación y al municipio de Puchuncaví, admitiendo a su vez que la limpieza industrial del sector acordada cada 15 días, no es una medida que solucione de raíz el problema.

Aquella limpieza había sido acordada previa al año escolar con la Asociación de Empresas de la V Región (Asiva) –según el diario La Tercera– como una medida de mitigar posibles efectos de contaminación.

Por su parte el ministro de Salud, Jaime Mañalich respaldó el accionar del Seremi contextualizando que “cumpliremos el compromiso de mantener la escuela en condiciones aceptables durante el semestre”. Sin embargo, las autoridades todavía están esperando el informe definitivo sobre el estado del suelo antes de promover una medida directa, como el traslado del establecimiento.

Por su parte el ministro de Educación, Joaquín Lavín traspasó la responsabilidad de decisión a la cartera de Salud declarando a la prensa que “si el Ministerio de Salud estima que la escuela debe ser trasladada o que hay un riesgo para la salud de los niños, nosotros vamos a trasladar esa escuela”.

Según el experto en toxicología de la Universidad de Chile, Andrei Tchernitchin, el problema pasa por una contaminación generalizada del sector de la localidad de La Greda. “Lo que hay que hacer es relocalizar la escuela en un lugar más lejano en que haya menos contaminación, y lo que debería hacerse es relocalizar a toda la población para que vivan en una zona menos contaminada”, explicó a Radio Cooperativa.

EFECTOS DEL ARSÉNICO

El Arsénico es bastante toxico en altas concentraciones y la exposición a tal elemento puede ocurrir a través del contacto de la piel con suelo o agua que lo contenga.

En caso de ocurrir intoxicación, causa varios efectos sobre la salud, como es irritación del estómago e intestinos, disminución en la producción de glóbulos rojos y blancos, cambios en la piel, e irritación de los pulmones. Insignificantes cantidades de exposición al arsénico intensifica las posibilidades de desarrollar cáncer, especialmente las de cáncer de piel, pulmón, hígado, linfa.

Una alta exposición causa infertilidad y abortos en mujeres, cambios en la piel, pérdida de la resistencia a infecciones, perturbación en el corazón y daño del cerebro tanto en hombres como en mujeres.

Después de varios meses

Hasta el momento, debido a un peak de azufre, se registran 31 niños, siete profesores y dos apoderados intoxicados de la Escuela La Greda de Puchuncaví, y están siendo atendidos en el consultorio Las Ventanas.

El director municipal de salud de Puchuncaví, Mauro Carvacho, informó que de todos los casos uno de los más complicados es un menor con asma, que debió recibir oxígeno por más tiempo que el resto de los niños. En total cuatro fueron los pequeños nebulizados y una niña de cuarto básico debió recibir suero tras presentar un dolor abdominal agudo.

El hecho se produjo alrededor de las 10.00 horas cuando los cuartos básicos estaban ensayando para su revista de gimnasia el 7 de diciembre.

El intendente de la Quinta Región, Raúl Celis, informó que los niños presentan picazón en los ojos y desorientación, por lo que fueron trasladados de manera inmediata a un servicio asistencial.

En tanto, el seremi de Salud de Valparaíso, Jaime Jamett agregó que los niños también presentan vómitos y náuseas, debido a esta emanación de azufre entre las 9.00 y 9.20 horas en las cercanías del recinto escolar.

Las estaciones de monitoreo indicaban un peak de 900 microgramos de SO2 cuando lo recomendable es 500 microgramos según OMS.

Ya en julio y agosto pasado se tomaron los exámenes a profesores, alumnos y auxiliares del establecimiento escolar, dado el alto grado de exposición a metales y metaloides.

¿Alguna solución real?

La Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados presentarán acciones legales por la contaminación en la zona de Puchuncaví y Quintero que ha provocado la intoxicación de gran parte de la comunidad que allí vive.

El diputado Enrique Accorsi señaló que la comisión presentará una querella contra quienes resulten responsables de las emanaciones, además de un recurso de protección a favor de los niños.

Cabe señalar que en la inspección que realizó el ministro de Salud, Jaime Mañalich, en la planta de Codelco Ventanas, reconoció que existía un decreto de cierre de las instalaciones, lo que finalmente no se cursó tras negociar con la empresa varias medidas de mitigación.

El abogado Raúl Meza, representante de ex trabajadores de Enami y familias de la zona, además de autoridades locales, calificaron este hecho como un error.

La protesta

Opiniones

Fuentes:
La tercera
El ciudadano
Radio Bio Bio

Tags: , , , , , ,

Comments are closed.