Visto 2425 veces

Fue Dictadura, no régimen Militar

Ayer cerca del medio día se congregó un centenar de personas a las afueras del Mineduc, para hacer entrega de una carta al ministro de Educación, en respuesta por la decisión de cambiar de los textos escolares la palabra «dictadura» por «régimen militar».

Los portadores de dicha carta fueron Alfredo Riquelme, profesor de licenciatura de Historia de la Universidad Católica y Carlos Figueroa, consejero superior de la FEUC 2011.

La reacción causada

El Ministro de Educación, Harald Beyer dio el vamos a la política “lavado de cerebro” al avalar el cambio en los textos escolares del concepto Dictadura por el de Régimen Militar.

De ahora en adelante, los niños y niñas chilenos de entre los 7 y 12 años de edad deberán meterse en la cabeza que durante el período 1973 – 1990 no existió ninguna dictadura en Chile y, por ende, Pinochet no fue un dictador en este período donde se asesinó, encarceló, torturó y se hizo desparecer a miles de hombres y mujeres.

El mandamás de la cartera de Educación manifestó que “se usa la palabra más general que es régimen militar y agregó “que esto no tiene que ver con adherentes ni con detractores, tiene que ver con expresiones que se usan habitualmente en estos currículos en distintas partes del mundo”.

Durante años, la derecha negó la existencia de una dictadura y de violaciones a los derechos humanos y repitió en forma sistemática, a través de sus medios de comunicación, que “los violentistas se mataban entre ellos”.

Según cifras oficiales, durante la dictadura de Pinochet más de 3200 personas fueron asesinadas por agentes del Estado de las cuales 1.200 continúan desparecidas, 28.000 fueron torturadas y miles debieron exiliarse.

Es una falta a la ética que se quieran transmitir mentiras e historias distorsionadas, indicó la diputada, María Antonieta Saa (PPD) quien como miembro de la comisión de Educación pedirá que se revierta la medida tomada por el Consejo Nacional de Educación.

La Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH, Lorena Fries, se mostró “sorprendida” y calificó de “lamentable” una decisión que contribuye a ocultar la verdad.

“Probablemente hay sectores en el Gobierno que les es incómodo el concepto de dictadura, pero es la verdad y se usa en todas partes del mundo donde hubo gobiernos totalitarios que violaron de manera grave y sistemática los derechos humanos”.

“Esta medida no contribuye al proceso de promoción de memoria histórica, que incluye una dictadura que duró 17 años y que así debiese mostrarse”.

“El problema aquí es que las dictaduras no se nombran así porque hayan entregado o no el poder, sino porque tienen poder total y deciden sobre incluso la vida y la muerte de las personas. No hay que minimizar: el nombre del régimen de Pinochet es dictadura”.

Fries estimó que es preocupante el modo en que estas decisiones se llevan a cabo. “Me preocupa la poca publicidad de todo este proceso de las reformas curriculares, ya que esta propuesta se aprueba en el Consejo y los ciudadanos no tienen mucho acceso para ver en qué y cómo se está cambiando la educación en materias de formación de ciudadanos y ciudadanas”.

El arreglo final

El Consejo Nacional de Educación reincorporó la palabra dictadura en las bases curriculares de historia, al aprobar la nueva propuesta enviada el miércoles por el ministerio de Educación. En esta nueva propuesta, luego de la polémica generada por la modificación de la palabra «dictadura» por el concepto «régimen militar», el Mineduc equiparó ambos términos.
La nueva redacción de las bases curriculares para enseñanza básica indica textualmente : “Comparar diferentes visiones sobre el quiebre de la democracia en Chile, el régimen o dictadura militar y el proceso de recuperación de la democracia a fines del siglo XX, considerando los distintos actores, experiencias y puntos de vista, y el consenso actual con respecto al valor de la democracia”

La decisión de reincorporar el concepto fue aprobada por seis votos a favor y una abstención entre los consejeros del organismo

El ministro de Educación, Harald  Beyer, señaló que la polémica fue sana, pero se mal entendió el propósito del Gobierno que era permitir que se vean reflejadas todas las visiones que existen en el país

“Nosotros creemos que las bases tienen que recoger las bases de todos los sectores y creemos que esta reacción recoge todas las sensibilidades. Creemos que la anterior toma un cambio que se insertaba dentro de un cambio mayor, no fue comprendido así, pero lo que nos interesa es recoger todas las sensibilidades, que todos se sientan interpretados por este currículum”, señaló el secretario de Estado.

La polémica por estas modificaciones provocó la salida desde el organismo del consejero Alejandro Goic, anunciada durante la jornada del miércoles.

Sobre ese respecto, el ministro de Educación dijo que se hicieron los esfuerzos porque este consejero se mantuviera hasta esta votación, pero él no quiso.

EL secretario de Estado informó que se está trabajando en el cambio de la composición del consejo de acuerdo a la ley general de educación.

“Intentamos de que el consejero Goic renunciara el 31 de enero para que tuviera la oportunidad de participar en la sesión de hoy, pero él decidió renunciar a partir del 23 de enero y a pesar de nuestros esfuerzos él estimó que ese era el momento para renunciar y que iba a mantener esa decisión, por lo tanto no me quedó otra cosa que aceptar su renuncia. Respecto de los consejeros hay un proceso en esa materia, ya tenemos ternas producidas en la alta dirección pública y esperamos en un futuro cercano definir los nombres que van a ser ratificados por el Senado”, detalló Harald Beyer.

El ministro de Educación indicó que no se ha cumplido con la nueva conformación por la falta de reglamentos pero ya se están haciendo  las consultas a quienes corresponden, por ejemplo  al Colegio de Profesores

En la actualidad el CNED, incluso tiene componentes que fueron integrantes de la CNI como Alfredo   Ewing

Galería

Fuentes:
Radio Universidad de Chile
Radio Nueva Aurora

Tags: , ,

Comments are closed.