Visto 3005 veces

Tan iguales como lo son la Derecha y la Concerta

Asistimos el día sábado recién pasado a una manifestación para nada ajena a la polémica, tanto aquella que se suscita entre los grupos opositores a las demandas del movimiento LGBT, como la agrupación Transforma Chile que en paralelo a la marcha vertía sus ideas a los televidentes de CNN; como aquella que se produce entre los mismos grupos que conforman y dan origen a esta movilización.

Adicionalmente a este par de categorías, el disenso también se producía entre los manifestantes críticos de los discursos institucionales, entre los periodistas y reporteros de pequeños medios impedidos de acceder a quienes deseaban entrevistar, en definitiva: la marcha por la igualdad a nivel de unidad hizo aguas por donde se la mirase.

El único par de elementos estables en dicha movilización fueron el suelo bajo nuestros pies, sin considerar los cráteres del pavimento; y el renovado amor entre la Derecha y la Concerta. Y digo renovado con una mueca sardónica en el rostro, porque entre tanto desencuentro permanente la presencia de Beyer, de Velasco y de otros, de la mano de una causa que únicamente sirve para ganar votos, marcar presencia y estar al son de la última moda en demandas ciudadanas no puede sino ser visto como aceptable desde la perspectiva del hipócrita.

Como bien decía por ahí un amigo, la marcha de la igualdad es la única cama en donde la Derecha y la Concerta hacen el amor fogosamente, salpicándonos en el rostro sin que podamos hacer nada, salvo apuntar con el dedo a quienes permiten tal acto de depravación: Movilh y fundación Iguales.

Y es que este par de agrupaciones pueden ser apuntadas un sinnúmero de veces. Rememoremos la disputa mencionada en CNN Chile por Jaime Parada, en donde acusa a fundación Iguales de querer robarse la marcha, para luego mencionar que la susodicha les pertenece y que son ellos quienes tienen los papeles de la Intendencia autorizándoles a efectuarla. Aludirá el vocero del Movilh a la antigüedad del movimiento y demases ideas que únicamente reflejan la mediocridad del diálogo entre este par de organizaciones. Y no sólo mediocridad, sino falsedad también. Si revisamos el texto Bandera Hueca del conocido personaje “Che de los Gays”, Víctor Robles, tendremos suficientes argumentos para responder a Jaime Parada que “ladrón que le roba a ladrón tiene mil años de perdón”, pues en su texto menciona la patética usurpación de Rolando Jiménez: “Más tarde, a fines de 1999, dada la separación de los fundadores del MOVILH histórico, haría uso ilegítimo (Rolando Jiménez) de la misma sigla de la organización madre fundada el 28 de Junio de 1991, pero con una estratégica modificación. Su nueva organización no sería Movimiento de Liberación Homosexual MOVILH, sino que Movimiento de Liberación e “Integración” Homosexual, MOVILH. (…) A la fecha, Rolando Jiménez Pérez continúa utilizando ilegítima y sostenidamente la sigla MOVILH, estableciendo una suerte de “presidencia vitalicia” (…)”1. ¿Habrá olvidado el vocero de la “decencia” la espuria génesis de su agrupación?2.

Dejemos descansar a Movilh y demos paso a la fundación Iguales. Andrés Soffia, vice-presidente de dicha fundación en una entrevista dada ayer Domingo al canal 24 horas, valoró la presencia de parlamentarios y sobre todo del ministro de educación Harald Beyer. Si bien fundación Iguales no tiene un pasado oscuro (y presente florero, en todo caso) como Movilh, si tiene un presente reprochable. En el momento en que toda la clase política está por el suelo, tender un brazo a quienes nunca han devuelvo el favor parece una conducta “derechamente” idiota. Por otra parte, invitar al mismo ministro de educación que cree en los estudiantes de “primera y segunda categoría”, que se ha opuesto férreamente a la gratuidad y que frente al evidente lucro de diversas universidades y problemas con estudiantes secundarios expulsados se ha cruzado de brazos, es sin lugar a dudas una des-facha-tez.

Demás está mencionar la senda plataforma comunicacional que fundación Iguales con su invitación a la clase política realizó durante la marcha: la presencia de presidenciables hizo del acto inaugural un mitin barato, imposible de realizar en cualquier otra instancia verdaderamente ciudadana3. Al respecto no queda sino cuestionarse hasta que punto los manifestantes se han instrumentalizado por este par de agrupaciones “por la diversidad y la igualdad”.

De la otra cuadra es importante señalar a MUMS. Si bien en algunas ocasiones dicha agrupación se encuentra más bien a media cuadra, entre la disidencia y el peticionismo; al menos en esta ocasión cruzó la calle por completo. La puesta en escena incluyó capuchas de los colores del arcoiris, “bombas” pintadas de rosa y gritos tales como “Piñera, Hinzpeter, aprieten los cachetes, porque los colitas están que te lo meten”. ¿El objetivo? Protestar por la ley antidiscriminación aprobada pero no promulgada. ¿Sabía usted que más de 8 casos de extrema homofobia se han producido desde el deceso de Daniel Zamudio hasta la fecha y que al no ser la LAD una ley de la República dichos ataques no pueden procesarse bajo la susodicha ley? Desde MUMS (Movimiento Unificado de minorías sexuales), la organización que se formó luego de la desintegración del Movilh histórico, consideran que esta ley no es más que otro montaje del Estado. ¿Le hace sentido ahora el asunto de las bombas?

Al final de la marcha, a la “cola” de la marcha, las siempre orgullosas amigas disidentes. Orgullosas y altivas de ser quienes son sin tener que pedirle permiso a nadie. Que gritan por una igualdad no burguesa, como definen la lucha de Movilh e Iguales. No gustan de la igualdad homogénea ni de la libertad que algunos llaman tal sólo por poder elegir entre un celular de una u otra marca. Reivindican a la loca, al afeminado, al puto, al sadomasoquista: por eso marchan a la cola, fieles a sus principios, con la suficiente altura que les confieren los mismos para no suavizar sus críticas frente a aquellos que venden la lucha a la clase política. Con la contra-producción como una forma de resistir a la tradición y a la institución. Quizás lxs disidentes más coherentes con las demandas pasadas, ni de lejos habrían permitido la presencia de Beyer: persona non-grata y una equis en el rostro.

Es de esperar que sean alguna vez estos pequeños grupos disidentes, contrarios al sistema los que logren captar la atención de la ciudadanía de forma directa. En la medida en que Movilh o Iguales siga liderando estas manifestaciones continuaremos enredándonos en la pelea chica de quién es el dueño de la marcha, los pequeños medios serán impedidos de ingresar al sector restringido para obtener las cuñas deseadas (mientras que TVN y los demás canales, siempre traicioneros a la verdad de los hechos tomarán palco y recibirán agasajo de los “dueños” de la marcha), los ministros hipócritas como Beyer recibirán invitación oficial y este tipo de notas que expresan asco seguirán redactándose.

Sólo hay un elemento positivo que creo es menester destacar de esta marcha, que no manifestación ni protesta: la corroboración más directa de que entre La Derecha y la Concerta no hay diferencia alguna. Ellas orgullosamente pueden decir: somos iguales.

(1) Robles, Víctor Hugo; “Bandera Hueca”, Edit. Arcis/Cuarto Propio, pag. 90.
(2) En una entrevista en CNN, Parada aseguró que la marcha de la Igualdad no sólo estaba dirigida a homosexuales, sino también a gente decente. También mencionó que el MOVILH tiene 20 años de vida, calcule usted: Rolando Jiménez fue expulsado del Movilh histórico en 1994. No hay forma de que lleve 20 años de existencia.
(3) MOVILH no se quedó atrás, lanzando la candidatura de Jaime Parada a Concejal de Providencia.

Galería de fotos

Nota escrita por Leonardo Arce Vidal, Estudiante de Filosofía y Composición Musical @Sviatoslav_7

Tags: , , ,

Comments are closed.